viernes, 15 de febrero de 2008

Repúblicas hereditarias

Un sistema que he echado de menos en el sondeo de Perroflascopia es la república hereditaria, ese engendro curiosote que prolifera en el mundo árabe. Dice Shlomo Ben Ami en un artículo publicado en El País el mes pasado que "la sucesión hereditaria [de las repúblicas revolucionarias árabes] no es intrínsecamente un paso reaccionario, sino que significa escoger una transición moderada…" Vamos, que lo que quiere decir es que es un mal menor. Y es que quizá la alternativa para estos países sería la democracia. Pero…¿qué pasa si salen los islamistas?

La república hereditaria tiene muchas ventajas; permite que no salgan elegidos los partidos que no interesan al tiempo que sirve de argumento para deslegitimar el liderazgo en el mundo árabe. Y no tenemos que aprender apellidos nuevos. Todo ventajas!!

¿El problema? Pues el problema es que, como la mayoría de nosotros, muchos árabes también elegirían G, la opción de poder dotarse del modelo político que quisiesen. G cada día, G necesario y en continua revisión. La pregunta que debemos hacernos es si estamos dispuestos a que cada cual elija su propia G.

8 comentarios:

chus dijo...

Tengo mis dudas. El señor Ben Ami habla de que la sucesión hereditaria no es un paso reaccionario intrínsecamente. Lástima que la socidad no coma bocatas intrínsecos, ni que la gente vaya a escuelas intrínsecas y que la deficiencia del sistema hospitalario sea, para los enfermos, intrínseca. Yo creo que la sucesión hereditaria, a la que bien se le podría llamar "sucesión revolucionaria impuesta", es un paso reaccionario lo mires por donde lo mires. Para llegar a un ideal social, uno puede decidir el camino y defenderlo, este discurso ha de superarse rápidamente, pero jamás debería suavizarse la realidad en aras de dotar de sentido a un discurso. Con sinceridad diré que creo más en esta frase: "la sucesión hereditaria es un paso reaccionario que significa escoger, en el mundo árabe, una transición moderada".
En otro orden de cosas, la primera pregunta la responderé diciendo: deshechemos cualquier cosa que venga de la religión y busquemos definitivamente una sociedad láica. Eso sí, si tengo que decidir entre que mi padre sea un religioso convencido y practicante o un violador pedófilo maltratador elijo al primero, que os veo diciéndome que los otros son peores...

Anto dijo...

Genial que alguién ponga un punto reflexivo en esto dela Republica donde parece que solo hay dos evidencias: la ilusión que hace una verdadera civilización y la el anacronismo obvio de la mentada institución. Hay más amigos. Somos tontos que eligen a tontos, igual el rey es el ultimo que tiene que irse antes de la revolución.

yusef dijo...

Intrínseco o no, la sucesión hereditaria es un paso reaccionario, y en eso (y en que no hay bocatas intrínsecos) estoy de acuerdo con Chus. Pero la cuestión aquí planteada por Leyla es otra: por qué a Israel, a Estados Unidos y en general a la comunidad internacional le interesa mantener (y apoyar) repúblicas hereditarias a su gusto y conveniencia, conscientes como son de que una verdadera democracia podría (o no) tomar derroteros incómodos... Entonces: ¿estamos dispuestos a aceptar que los países árabes se doten del modelo político que mejor les parezca, o sólo si nos parece convincente?

Un ejemplo: cuando en el "nuevo Irak liberado" se anunciaban elecciones libres, a la pregunta de un periodista sobre si Estados Unidos aceptaría un gobierno de mayoría chií, Donald Rumsfeld (ese gran hombre) contestó: "Si se refiere a qué nos parecería que hubiera un Gobierno de corte iraní con los clérigos controlando todo el país, la respuesta es: eso no va a ocurrir". Al parecer, el señor Rumsfeld tiene muy clara la contestación de la pregunta de Leyla. ¿Y vosotros?

chus dijo...

Gracias Yusef por la aclaración. Si lees detenidamente mi comentario, te darás cuenta de que sí que contesto a las preguntas que Leyla plantea, atiende:

"deshechemos cualquier cosa que venga de la religión y busquemos definitivamente una sociedad láica. Eso sí, si tengo que decidir entre que mi padre sea un religioso convencido y practicante o un violador pedófilo maltratador elijo al primero, que os veo diciéndome que los otros son peores..."

De lo que se debería extraer lo siguiente: A chus le parece que la religión asociada a la dirección de un estado debería ser la peste de la que escapar, como axioma fundamental. Pero por lo que dice, aceptaría semejante putada si con ello se libra de una mierda más pestilente. Parece que él opta cláramente por la opción G para los estados Árabes pues para él mismo pediría un "Padre" religioso en determinadas circunstancias. Creo que chus no quiere alejarse del espíritu crítico, parece que no quiere caer en la benevolencia, porque realmente piensa que caer en ella, a la postre, es perjudicial para todos.
En fin, me chirría oir a responsables y gente influyente adoptar discursos suavizados porque me parece tremendamente irresponsable.

Que le den por el culo a disgusto a Rumsfeld, todos sabemos de sobra porqué él (USA, Israel...) no elige G para los estados Árabes. Éste es uno de esos perogrullos asquerosos.

yusef dijo...

Sin rencores, Chus. Ya sé que habías contestado a la pregunta de Leyla. Y además te habías puesto la venda antes de la herida: "que os veo diciéndome...". A lo que me refería es a que el debate merece la pena ser discutido y tiene aristas jodidas. Para los países árabes y, qué coño, para tantos otros democráticamente elegidos y aun así denostados: leáse, por ejemplo, Venezuela. (Ahí queda eso, ahora sí que la hemos liado...)

chus dijo...

Venezuela despacha a Estados Unidos 1,5 millones de barriles diarios, lo que representó el año pasado ingresos por 24.000 millones de dólares, dentro de un comercio total de 38.000 millones, según cifras de la Cámara de Comercio Venezolano-Americana.

El dato no deja de ser curioso ¿verdad?

leyla dijo...

Qué bien! Parece que todos estamos de acuerdo en que las repúblicas hereditarias sí son un paso reaccionario y que, para desgracia de muchos, no hay bocatas intrínsecos (me encanta, Chus). Tampoco hay paz, ni libertad intrínseca... Y la de veces que se juntan estas tres carencias, verdad?. Ni pan, ni paz ni libertad!

De todos modos no iba a ser yo quien defendiera las repúblicas hereditarias, ni muchísimo menos a Shlomo Ben Ami, ni tampoco a los pedófilos maltratadores. (Aunque sí podría defender a los padres religiosos convencidos y practicantes)

Coincido con Chus en que la frase de Ben Ami es incorrectísima, con la salvedad de que, en lugar de decir como propone Chus que "la sucesión hereditaria es un paso reaccionario que significa escoger, en el mundo árabe, una transición moderada" yo diría que "la sucesión hereditaria en el mundo árabe es un paso reaccionario que significa no dejar escoger”.

Es verdad que el caso de Venezuela se parece mucho a algunos casos acontecidos en el mundo árabe. (No me refiero a las repúblicas hereditarias sino a los islamistas elegidos democráticamente y denostados masivamente por la comunidad internacional) En cuanto a los datos que nos ofrece Chus de la exportaciones petrolíferas de Venezuela no sé si deben alarmarnos por EE.UU o por Venezuela. En todo caso la condescendencia (rayana en colaboracionismo) de Israel con Hamas en los años 80 estoy segura de que también asustaría a más de uno.

chus dijo...

Me refería más a que entendería y discutiría una frase partiendo del totalitarismo de las repúblicas hereditarias, sin más.
Tu frase resume mi parecer al respecto sin lugar a dudas.
Lo de USA Venezuela "melospliquen"!