viernes, 28 de marzo de 2008

ÚLTIMO PROGRAMA: LA AVARICIA

Según Anto, la avaricia es lo opuesto de lo propio; no la propiedad privada (que hay que abolir­), sino lo que explica qué somos nosotros: qué es nuestro cuerpo y qué es la espada que nos mata, por ejemplo, o cuál es nuestra piel y cuál la del otro. Lo nuestro somos también un poco nosotros, y hay cosas más nuestras que otras: no es lo mismo un póster de nuestro grupo favorito que una plancha, aunque cueste más pasta. La corrupción moral de la propiedad, entonces, sería el miedo a perder lo que tenemos y el ferviente dinero de acumular más: la avaricia.

Empecemos por un aviso a los ricos de Nieves: no acumuléis, que vais a reventar. Id vaciando las arcas, que si no es pecado…

Clemens nos habla de paraísos fiscales, esos bonitos lugares donde no se comparte la riqueza para el bien común, donde la ley no es la ley… ¿o quizá sí?

Esta semana nos habéis dejado unos cuantos refranes estupendos, que aderezados con definiciones de la avaricia y el resumen del programa, resultan en este cóctel:

Con Firefox, que con Explorer parecemos los pitufos, escuchad los audios; y ya sabéis: aunque sean de miel, no los chupéis…

8 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues sí, tiene razón el que dice que la avaricia rompe el saco,pero que triste ser un avaro,acumular y acumular y no disfrutar de lo que se tiene, aunque ellos deben disfrutar metiendolo en el banco,yo disfruto de lo poco que tengo de otra manera y si tuviera mucho pues haría igual, salir, viajar, vivir la vida , que son dos días.
Sabes lo que suele pasar a los avaros ?
Pues que cuando mueren, sus hijos disfrutan de todo aquello que antes les fué negado y se patean la herencia en dos días.

NáN dijo...

Los avaros son unos cabrones que cuando mueren se lo dejan todo a congregaciones integristas para que con su dinero nos sigan dando por saco.

Cuando el cuerpo me lo permitía sufrí el pecado de la abaricia, que es lo que nos queda a los pobres.

chus dijo...

Yo llevo la vida que me gusta llevar y no me corto de nada, pero siempre pienso que me pagan poco por el curro que les hago. ¿Avaricia pura y dura? No sé, voy a pedir que me suban un poco el sueldo...

Paulyla dijo...

Esta es la primera vez que me doy una vuelta por aquí y me parece un tema interesante..el ser humano es avaricioso por naturaleza,siempre queremos algo más o aspiramos a más,no tenemos techo y ese impulso avaricioso muchas veces nos bloquea y nos impide disfrutar del ahora,que en realidad es lo único que poseemos.
Os dejo aquí una frase que me hizo reflexionar:
"No es más rico el que más tiene,sino el que menos necesita"

Anto dijo...

En el programa se me olvido leer un trocito de Victor Hugo cursilón pero bonito:
"...Te deseo, además, que tengas dinero,
Porque es necesario ser práctico.
Y que por lo menos una vez por año pongas algo
De ese dinero enfrente de ti y digas: 'Esto es mío',
Sólo para que quede claro quién es dueño de quién."

yusef dijo...

Más cursilón que bonito, Anto...

nancy rubia dijo...

lo cursi no es pecado...
lo cursi ha vuelto...
la avaricia sí está demodé...
hoy se sacrifica el triunfo profesional por tener más VIDA

chus dijo...

nancy, digamos que hoy HAY GENTE capaz de sacrificar el triunfo profesional por tener más vida. Oscar Wilde ya lo dijo en su día: "Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo".

P: No he podido resistir la oportunidad de citar algo cursi. Me encanta. En este foro de clase ilustrada hay que tener mucho cuidado con lo que se escribe, así que aprovecho es oportunidad para dar rienda suelta a toda la plastilina rosa que me sale por el culo (que es mucha).