miércoles, 1 de abril de 2009

TEMED MALDITOS

Yo soy un tio moderno. Me crei el cuento de la razón, de la ilustración y del método científico. Me rio de la religión y la muerte me parece tan tonta y rutinaria como la vida. Ahora bien, a veces soy un poco tonto y me creo cada chorrada... Os pongo este test sobre supersticiones y maldiciones. De estas diez cosas cuántas intentáis evitar:
(Para que este post no sea tan Ragazza, os pongo abajo el origen de la supertición)

1. PASAR POR DEBAJO DE UNA ESCALERA
(Los cristianos vieron en el triangulo formado por la escalera, el suelo y la pared, el triangulo de la santisima trinidad. No se debe pasar por él.) 
2. DERRAMAR LA SAL
(La sal, el salario, simboliza el dinero, la riqueza. si lo tiras te ira mal, no es supertición, es un hecho.)
3. VIAJAR EN MARTES Y 13 
(El dios Marte, mu malo mu malo.)
4. ROMPER UN ESPEJO
(Los primeros espejos costaban un dineral y venían de Venecia. Los señores difundieron esta tontería para que los criados llevaran cuidado.)
5. CRUZARSE CON UN GATO NEGRO
(La adoración egipcia de los gatos se convirtió en herejía durante la Edad Media. Los gatos negros eran diablos o brujas.)
6. ABRIR UN PARAGUAS EN UN LUGAR CERRADO
(De la antigua china: el sol era sagrado y el parasol un atributo de los poderosos. El usarlo innecesariamente era símbolo de osadía.)
7. LLEVAR ALGO AMARILLO
(El critianismo asoció el amarillo con el azufre del infierno. Además, por ley, los apestados y leprosos debían verstir de amarillo para advertir a los demas su enfermedad.)
8. QUE TE BARRAN LOS PIES
(Tiene que ver con las brujas y sus escobas. Barrer los pies era barrer el futuro.)
9. MIRARSE A LOS OJOS AL BRINDAR
(Esto se lo inventó algun idiota hace poco porque no le hacían caso, con la amenza de siete años de mal sexo podría haber conseguido conductas mucho más ríduclas.)
10. LEVANTARSE CON EL PIE IZQUIERDO
(Otra tontería proveniente de la maldición de los zurdos.)

SOLUCIONES:
>>Entre 1 y 4: No está mal, no eres impermeable a tu sociedad pero tampoco eres un primo.
>>Entre 4 y 7: Estás en el límite macho, prueba a decir varias veces: "si existe una inteligencia superior que me parta ahora mismo un rayo" verás como no pasa nada.
>>Entre 7 y 10: Prrrrr... francamente mal. Eres carne de cañón. Si te falta fé en la aleatoriedad de la vida lo mejor es que vayas a un tanatorio, allí verás la mejor encuesta del mundo. Todos están representados. 

9 comentarios:

Nuuuur dijo...

¡Yujuuuu! El origen de las supersticiones... Es que donde haya origen de/etimología... ya se sabe...
¡Muy chulo, don/doña Dina Diuf!

NáN dijo...

¡Pero bueno! No has puesto la única que cumplo a rajatabla: no dar ni recibir en mano un salero.

Lo del triángulo de la escalera es superchulo. Y hay un momento en que sí hago caso de la superstición: cuando arriba de la escalera hay un amable operario armado de herramientas hasta los dientes.

Espero que muchos pasen por aquí y se "mojen" (por no llevar el paraguas abierto).

chus dijo...

Lo mío es raro, en vez de evitar pasar bajo una escalera, tiendo a ir siempre hacia ella si la veo en mi camino. Supongo que es cabezonería irracional o, aun peor, superstición frustrada.

yusef dijo...

Yo tiendo a no romper espejos, pero más que por superstición por no tener que barrer luego.

Magapola dijo...

Menos mal que no hay una que es no pasar por debajo de un andamio, que si no...

Miguel dijo...

Atiende que titulares de colores! Tú si que sabes...

leyla dijo...

Qué divertido, pues yo tengo que tocar maderita mientras repito en series de tres los nombres de todos mis familiares para evitar que el mundo implosione. Pero creo que eso tiene más que ver con mi trastorno obsesivo compulsivo que con una superstición cualquiera.

De todos modos también cuando se me cruza un gato negro agarro un botón de mi ropa y no lo suelto hasta que me cruzo con tres hombres calvos.

¿Quién dijo loca?

NáN dijo...

No seré yo quien vea la paja en el ojo ajeno. Sobre todo porque el martes voy al oftalmógo que tengo el ojo derecho lleno de sombras cuando lo tengo abierto, y de luces cuando lo cierro. ¡Que mal fabricados estamos!

Pero con respecto a la implosión global, sí te puedo decir, Leyla, lo que le dice la madre de Woody Allen a Woody Allen (niño pelirrojo y gafotas) delante del doctor desesperado.

"De acuerdo, el universo se expande. Pero tú vives en Brooklyn, ¡y Brooklyn no se expande!"

June Fernández dijo...

Qué bueno, me ha encantado enterarme del origen de las supersticiones. Yo la única que cumplo es la que al parecer tiene menos base, la de mirarse a los ojos al brindar. No por el miedo a 7 años de mal sexo, sino porque cualquiera excusa me parece buena para sumergirme en la mirada de quienes normalmente se sienten incómodos con un contacto tan directo. (Y viceversa, claro)

No soy supersticiosa, pero me gustan los rituales de buena suerte, no por buscar buena suerte sino por los propios rituales. Comer uvas, soplar velas, soplar pestañas... Y me fascinan los gatos negros.