domingo, 20 de abril de 2008

UN DÍA DE UN PEREZOSO CONVENCIDO

Escribir una entrada nueva, vaya perez...

10 comentarios:

Magapola dijo...

Nunca he entendido muy bien por qué la pereza es pecado. Yo no le veo nada de malo.

yusef dijo...

Quizá precisamente por eso es pecado, porque no tiene nada de malo... ¿Hay algo mejor que estar tirado en la cama al sol, remoloneando? Ah, bueno, puede que sí haya algo mejor, pero eso toca la semana que viene... (la lasaña).

chus dijo...

pa' mí que es mala la pereza de los demás, nunca la propia. Es que es jodido cuando la pereza de los demás te arrastra.

Pistamotorista dijo...

Yo no soy perezoso, son lo demás, que tienen hiperactividad...

Anto dijo...

Para mí está muy diferenciado. O tengo un estrés que te cagas o entro en un estado de indiferencia absoluta del que es difícil salir.

Pistamotorista dijo...

Pens�ndolo bien, creo que la pereza s� que es mala de narices, porque cuando la tienen los dem�s te molesta, pero cuando la tienes t� sacas lo peor de ti del interior.
Primero tiendes a buscar escusas para no tener que actuar (ya lo har� otro, o ya lo har� yo despu�s, etc) pero al final reconoces que deber�as hacer algo, eres consciente de que no puedes actuar y te quedas con remordimientos o no, pero no mueves un m�sculo.
Viene a ser un enga�o para uno mismo o una negaci�n de los impulsos que entiendes acertados... Yo soy perezoso y ateo, pero peco.

(Por cierto, Cabreaos sin fonteras ha cambiado de direcci�n, ahora gritodelarepublica. Un saludo)

Walter Kung Fu dijo...

La pereza en el blog es algo que a mi me ocurre mucho. También se le puede llamar falta de imaginación o de valor, incluso de constancia, pero también es sano a veces, no?

Sinceramente, habría que descansar de muchas cosas, no sólo del trabajo, sino de cualquier tipo de cotidianeidad, que a veces abruma.

Monica dijo...

Perezoso siempre me ha parecido un adjetivo gracioso, simpatico. Como remolon (eh, yusef?). Suena bastante mejor que holgazan y que vago, pero el peor sin duda alguna es gandul, que me recuerda siempre a mi abuela, la pobre, para quien no habia nada mas bajo que llamar a alguien gandul... Ja! Que enganaica que estaba, la pobre.

Besos desde la perfida albion.

NáN dijo...

La foto que habéis puesto es genial. Enseguida he pensado que a la señora se le estropea el mamotreto de dos ruedas, llama por móvil a una grúa que engancha el cochecito de la niña, del que ella va cogida, y las lleva hasta casa.

Posiblemente, el mejor pecado del mundo.

yusef dijo...

Monika! Semejante aluvión de casi sinónimos, con sus matices, me hace pensar que estás pensando recuperar el castellano como lengua materna...

Remoloneemos, por favor. Y vuelve pronto por aquí!